En la jornada de este martes, tuvo lugar en Castro, la Cuenta Pública del Servicio de Salud Chiloé de la gestión del año 2016.

En la oportunidad, la directora Marcela Cárcamo dio cuenta de los avances en materia de infraestructura pública para las diferentes comunas de la provincia, lo que se materializa en las iniciativas de hospitales y de centros de salud para la atención primaria.

Junto con destacar la ampliación de la cobertura a la población, la directora del servicio planteó los desafíos que aún quedan por delante para Chiloé.

En la ocasión, y más allá de las iniciativas hospitalarias y de mejoramiento de la atención a la población, destacó el homenaje que se rindió a los profesionales médicos que se han destacado en llevar adelante diversos proyectos para una mejor calidad de vida de la población, dijo Marcela Cárcamo.

Uno de los profesionales reconocidos fue el médico Hugo Rebolledo, encargado de Proyectos de Recursos Físicos del Servicio de Salud Chiloé, quien destacó el avance que ha tenido la atención de salud en Chiloé.

Dentro de las infraestructuras públicas de salud que se levantarán en Chiloé destacan el Hospital de Ancud, con una superficie de 33 mil metros cuadrados y una inversión de 80 mil millones de pesos.

El Hospital de Queilen con un presupuesto de 16 mil millones de pesos en un área de más de 13 mil metros cuadrados.

Dejar una respuesta

Please enter your name here
Please enter your comment!