En el complejo fronterizo Cardenal Samoré, ubicado en el límite con Argentina, en la Provincia de Osorno, funcionarios del Servicio Nacional de Aduanas interceptaron más de 1 millón de dólares en contrabando.

Se trata miles de unidades de ropa, juguetes, electrodomésticos y hasta insumos veterinarios que fueron escondidos entre fardos y sacos de diversos productos, todo avaluado en más de 677 millones de pesos.

El procedimiento requirió un arduo trabajo de revisión y contabilización que tomó varios días y que partió la semana pasada, involucrando a

Se trataba de cuatro camiones chilenos que viajaban desde el centro del país en tránsito a la zona austral. Para ello la ruta contemplaba salir por Cardenal Samoré e ingresar a Argentina, pasando por Bariloche, El Bolsón, Comodoro Rivadavia y Río Gallegos, donde supuestamente quedaría el contrabando.

El administrador de la Aduana de Osorno, Cristian Molina, explicó detalles de la operación realizada.

El funcionario del Complejo Fronterizo Cardenal Samoré puntualizó las directrices que lleva adelante el servicio respecto de estos ilícitos.

El primer camión contenía 3 mil controles remotos, 1.140 huinchas de medir, 15 mil encendedores, 125 cámaras de bicicletas, 9 mil envases de pegamento, entre otros miles de productos.

En total, solo ese cargamento superó los 31 millones de pesos, lo que puede dar una idea general de lo que significó este millonario hallazgo.

Dejar una respuesta

Please enter your name here
Please enter your comment!