La conformación de una Mesa de Patrimonio Mundial de Chiloé tuvo lugar recientemente en la ciudad de Castro, con el objetivo en primer lugar de convocar a distintos actores para planificar la gestión de aspectos de la cultura chilota que han sido reconocidos mundialmente como Patrimonio de la Humanidad.

Se trata del sitio del Patrimonio de la Humanidad de las 16 iglesias, de la UNESCO, la declaración de Sistema Ingenioso de Patrimonio Agrícola Mundial, por parte de la FAO; y la de Sitio de Importancia Hemisférica por sus aves migratorias y los humedales.

La puesta en marcha de esta instancia ha sido gestionada desde el Consejo de Monumentos Nacionales y la Gobernación provincial de Chiloé.

En la oportunidad, la secretaria técnica del Consejo de Monumentos Nacionales, Ana Paz Cárdenas, manifestó que la idea es influir en las decisiones respecto de la manera para proteger estos sitios de interés mundial.

En el encuentro, realizado en Castro el viernes de la semana pasada, se hizo presente el Obispo Emérito de Ancud, Monseñor Juan Luis Ysern de Arce, quien planteó que Chiloé debe ser protagonista de su desarrollo, de la mano de las tradiciones y formas de vida.

Apuntó el Obispo Emérito que las iglesias muestran lo que son las comunidades más sencillas de la provincia en sus rincones más apartadas.

El gobernador provincial, Pedro Bahamondez, valoró que a esta convocatoria hayan acudido muchas voluntades y el esfuerzo de la comunidad desde donde se quiere diseñar una estrategia que valore el patrimonio.

Queremos avanzar en la construcción de un plan de acción con metas específicas, a mediano y largo plazo”, dijo finalmente el gobernador provincial.

Dejar una respuesta

Please enter your name here
Please enter your comment!