ActualidadAncudCastro

Reunión concluye con desencuentro entre Carabineros y el gremio del comercio

Imagen Gastón Cárcamo Vidal
380Vistas

Un serio impasse sufrió la relación entre Carabineros de la provincia de Chiloé y las Cámaras de Comercio de Ancud y Castro, a partir de la reunión que desarrollo la institución uniformada el pasado viernes 31 de agosto, en el marco del Sistema Táctico Operativo Policial, conocido por la sigla STOP.

Ello, dado que los presidentes de ambas entidades gremiales, se retiraron del encuentro, al mostrarse en desacuerdo con las cifras entregadas por las Comisarías de ambas ciudades, en la que no se mostraba la realidad de la alta frecuencia de delitos cometidos en estas comunas, según acusaron.

Así lo dejó en claro Julio Candia, presidente de la Cámara de Comercio de Castro, al indicar que en la reunión quiso detallar la verdadera situación que sufre el comercio diariamente con continuos robos y hurtos.

El dirigente gremial se refirió a los robos de magnitud que han ocurrido en diversos locales comerciales de la capital provincial, que han afectado a establecimientos de esa ciudad, y que no se veían reflejados en las cifras que entregó el sistema policial.

Los representantes de las Cámaras de Comercio reiteraron la difícil situación que aqueja a los dueños de locales comerciales, quienes ven vulnerados los recintos y en cambio, no hay resultados y menos información precisa acerca de las pesquisas de las policías.


Al respecto de este desencuentro entre Carabineros y el gremio del comercio, el gobernador provincial Fernando Bórquez también mostró su extrañeza por las cifras entregadas en la reunión, que no reflejan lo que sucede diariamente donde se enfrenta continuamente la acción delictual tanto en Ancud como en Castro.

Llamó eso sí la autoridad provincial a que los vecinos ante cualquier situación que les involucre a ellos o a residentes en sus barrios, hagan efectivas las denuncias ante las policías o el Ministerio Público.

Indicó el gobernador Fernando Bórquez, que la existencia de bajas cifras de delitos, acciona de inmediato que Chiloé no tendría por qué recibir más efectivos uniformados o vehículos a la zona.

Aprovechó la ocasión el gobernador Fernando Bórquez para convocar a la ciudadanía para que concentre sus preocupaciones o demandas al llamado FONO DENUNCIA – que es el 600 400 01 01 -, al 133 o al Cuadrante de cada una de las comunas.

Dijo finalmente el gobernador Bórquez que todas las inquietudes presentadas por los representantes de la Cámaras de Comercio de Ancud y de Castro espera que puedan ser canalizadas internamente por Carabineros de Los Lagos y se pueda remediar este desencuentro que se produjo el pasado viernes.

Dejar una respuesta