Actualidad

170 personas aún no han podido cobrar los bonos de emergencia por déficit hídrico

325Vistas

En la comuna de Puqueldón, el municipio informó que 170 personas, especialmente agricultores, aún no han podido cobrar los bonos de emergencia que dispuso el gobierno para mitigar los efectos del déficit hídrico ocurrido en el verano pasado.

Más de 700 fueron las beneficiadas en la comuna de Puqueldón con estos recursos de emergencia. Sin embargo, la oficina de prensa del municipio informó que 170 se han visto imposibilitadas de realizar el cobro de los 110 mil pesos que les corresponden.

Según el jefe de desarrollo comunitario del municipio de Puqueldón, Fernando Oyarzún, se ha verificado que los bonos no están traspasados.

Se trata de 201 personas que NO eran clientes de INDAP y que se inscribieron vía municipio, siendo finalmente favorecidas. Así lo respaldaría el oficio numero 496 emitido por la secretaria regional ministerial de Agricultura.

De estas 201 personas, 30 fueron citadas a una ceremonia oficial junto con la seremi Pamela Bertín y el Gobernador provincial Pedro Bahamondez. Las restantes debían cobrar de manera directa por ventanilla del Banco Estado.

Sin embargo, ahí no terminaron los problemas burocráticos.

De las 30 personas participantes de la actividad, sólo 10 se llevaron sus cheques, puesto que los documentos eran para cobro en el Banco BBVA, que no tiene sucursal en Chiloé, manifestó el funcionario municipal Fernando Oyarzún.

Los vecinos devolvieron los cheques, quedando a la espera de un depósito directo al Banco Estado, lo que consiguieron recién esta semana. Pero los otros 171 aun no tienen rastros de los recursos.

Y como si toda esta historia no fuera suficiente, existe otro serio inconveniente indicó el jefe de desarrollo comunitario del municipio de Puqueldón, Fernando Oyarzun.

Porque se ha informado desde la seremi de Agricultura que los dineros fueron enviados a las cuentas de Banco Estado, pero los campesinos y el personal municipal no han encontrado los depósitos.

La situación es sin duda complicada, debido a que los agricultores están cansados de los trámites, por la humillación que les significa que les digan que sus platas están depositadas y al llegar al banco no encuentren nada.

Son más de 18 millones de pesos que están literalmente perdidos y los agricultores sin los recursos que se les había prometido

Dejar una respuesta