Salud

Autoridades comunales se refieren a la inoculación con vacunas Pfizer vencidas

233Vistas

La deficiente e ineficaz inoculación de más de mil personas en Chiloé con las vacunas Pfizer vencidas causó gran revuelo entre las autoridades comunales.

Es así como la presidenta del capítulo de alcaldes, alcaldesa Javiera Yáñez, llamó a la seremía de Salud debe asumir las responsabilidades que le corresponden, y no así, la atención primaria de salud del archipiélago.

Dijo que esperaba que se entregaran cifras concretas respecto del número de afectados en cada una de las comunas.

En este sentido, expresó Javiera Yáñez, que de la misma forma, debe dar explicaciones el ministro de Salud Enrique Paris.

En Curaco de Vélez los afectados llegan a un total de 42 personas, quienes deberán repetir la asistencia a los procesos de inoculación.


Respecto de este hecho que ha tenido gran repercusión en la ciudadanía, el alcalde de Quinchao, René Garcés, sostuvo que en dicho territorio insular ya se ha detectado el número exacto de afectados, al haber sido aplicadas en ellos, vacunas vencidas.

Se trata de 42 personas dijo el jefe comunal, dentro de los cuales hay 6 que pertenecen a la salud primaria de la misma comuna.

Todos han sido contactados durante los últimos días, porque deberán regresar a recibir, ahora sí, una vacuna verdaderamente efectiva.

Al igual que su colega de la comuna de Curaco de Vélez, Javiera Yáñez, el alcalde de Quinchao, René Garcés, insistió en que debe la seremía de Salud asumir sus responsabilidades.

Lo importante también es abrir un nuevo proceso de vacunación a fin de asegurar la protección contra el COVID 19 de los grupos afectados, dijo el edil de Quinchao.


Acciones legales en contra de quienes resulten responsables adelantó el alcalde de Ancud Carlos Gómez, luego que más de 400 personas resultaran vacunadas con dosis ya caducadas, porque habían sobrepasado el límite de tiempo de descongelamiento.

Así lo indicó la autoridad, quien en primer término calificó de muy grave el hecho acontecido, y a la representante del ministerio de Salud en la región de Los Lagos, a asumir completamente la responsabilidad de lo sucedido.

Puntualizó el edil de Ancud que dado lo acontecido, se interpondrá una denuncia en la fiscalía ya que se ha puesto en peligro la salud de las personas, apelando al artículo 318.

Del mismo modo, acudirá a la Contraloría para deslindar las responsabilidades administrativas.

El municipio y el Departamento de Salud manifestaron su preocupación y descontento ante la SEREMI por este tipo de eventos que, además, recalcaron,  escapan a su responsabilidad.

Dejar una respuesta