Actualidad

Fuerte remezón por la imposibilidad de continuar con la construcción del puente Chacao de la empresa Hyundai

330Vistas

La decisión de Hyundai de poner en duda la continuidad de la construcción del Puente Chacao trajo inmediatas y duras repercusiones en el ámbito económico y laboral en la zona de Pargua, que es la localidad que hasta el momento estaba absorbiendo el mayor número de trabajadores de la mega obra.

Son muchos los emprendimientos que se levantaron en ese sector costero del continente para entregar hospedaje a los operarios y funcionarios del consorcio, quienes tras la noticia conocida el pasado lunes 23 de diciembre, acusaron el impacto, puesto que han realizado una gran inversión para poder brindar los servicios adecuados y ahora se encuentran en la más absoluta incertidumbre, ya que de paralizarse las obras del puente, colocan en duda que puedan cumplir con sus compromisos.

Es el caso de Yasmín Oyarzún, quien lamentó el difícil escenario que se le presenta luego de haber invertido altas sumas de dinero en acondicionar su hogar para responder a la demanda por alojamientos; y además se perderían muchos empleos de las personas de la zona de Pargua.

Similar temor ante la posible paralización definitiva del proyecto del Puente sobre el canal de Chacao mostró también Maura Guerrero, quien da cuenta que si eso se confirma, vería casi imposible recuperar la inversión realizada, que fue bastante alta puesto que atiende ahora a cerca de 55 pensionistas, más los puestos de trabajo que se perderían en la zona. 

Hasta ahora las únicas intervenciones de la empresa y el ministerio de Obras Públicas muestran contradicciones que no arrojan claridad acerca de qué va a pasar con esta construcción, causando aún más incertidumbre en los emprendedores de la zona norte del canal de Chacao. 


Un verdadero terremoto en el ámbito laboral causó la decisión de Hyundai de criticar fuertemente al ministerio de Obras Públicas y por ende, entre signos de interrogación el futuro de la obra en el canal de Chacao.

Esto porque el día martes 24 de diciembre cientos de operarios debieron dejar sus labores sin saber si van a poder retornar a sus trabajos, ya que se les comunicó que se abría un paréntesis hasta ahora indefinido en sus contratos.

Así lo confirmó uno de los operarios, Carlos Tapia, quien se refirió a la difícil situación en la que quedan, puesto que se trata de una gran obra, que absorbe a muchos trabajadores y que es la iniciativa más grande del país, por lo que si se confirmara su suspensión, sería de enorme perjuicio para ellos.

Según lo que se ha señalado hasta ahora, los afectados serían más de un centenar de trabajadores, entre obreros y personal especializado de la construcción del Puente Chacao.

Dada esta precaria situación es que los sindicatos han pedido a la Inspección del Trabajo la respectiva fiscalización.

Además, este jueves los dirigentes sindicales se van a reunir con las autoridades del Ministerio de Obras Públicas y del Trabajo para analizar esta situación. 

Dejar una respuesta